Editor choice

Crea tu primer test A/B con Mailchimp

En este post vamos a ver lo sencillo que es hacer un test A/B con Mailchimp, una de las opciones más útiles que tienen la mayoría de las herramientas de email marketing.

Pero antes de profundizar en esto, me gustaría que viéramos la utilidad que tiene realizar test A/B.

Un test A/B es uno de los tipos de campañas que se pueden enviar con Mailchimp y consiste en hacer 2 envíos con algunos ajustes diferentes a 2 segmentos de nuestra lista y después la que mejor funcione se enviará al resto.

Los test A/B pueden servir para conocer a nuestros suscriptores. Podemos probar distintos asuntos, diferentes llamadas a la acción o distintas fechas u horas de envíos y en función de los resultados obtenidos mejorar la efectividad de nuestras campañas. (recordad que esta efectividad dependerá de nuestros objetivos)

Otra ventaja de los test A/B es que nos ahorran tiempo, en lugar de hacer pruebas con 2 envíos distintos, con muy pocas opciones de configuración conseguimos hacer la prueba dentro de un único envío. (Y recordad que ahorrar tiempo suele ser ahorrar dinero ;-))

Cuando estamos planificando un test A/B en email marketing, podemos modificar los siguientes aspectos:

  • El asunto de nuestro envío, podemos probar distintos asuntos para ver cuál funciona mejor, por ejemplo podemos probar a incluir el nombre del suscriptor en el correo y compáralo con un asunto que no lo incluya, jugar con las palabras, con las llamadas a la acción, etc. (recordad que aquí tenéis algunos conejos para mejorar nuestros asuntos)
  • Fecha del envío, así podremos saber el mejor día o días de la semana que mejor funciona con nuestros suscriptores.
  • Hora de envío, igual que en anterior punto, podemos afinar aún más y conocer las mejores horas para nuestra audiencia.
  • Personalización del contenido, podemos probar distintas cosas y ver cuáles son las que mejor funcionan por ejemplo:
    • Diferentes imágenes
    • Posición de las imágenes
    • Longitud del contenido
    • Posición del contenido
    • Botones
    • Llamadas a la acción

Podéis ver que las opciones para hacer pruebas son muy variadas, lo que implica que las pruebas tiene que estar bien planificadas para que esto no se convierta en un caos.

Crea tu primer test A/B con Mailchimp

Ahora entramos en materia, crear un test A/B con Mailchimp es algo muy sencillo, antes de comenzar hay que tener claro lo que vamos a probar, el siguiente paso es crear una nueva campaña y elegir “A/B Split Campaign”

Crea tu primer test A/B con Mailchimp

La siguiente opción de Mailchimp nos permite seleccionar lo que queremos probar, asunto, nombre del remitente y la fecha y hora de los envíos.

Crea tu primer test A/B con Mailchimp

Ahora nos toca decidir el segmento al que le vamos a enviar las pruebas, hay que tener en cuenta que cuanto mayor sea este segmento más “fiables” serán los resultados del test, pero esto dependerá del tamaño de nuestra lista. Podemos seleccionar una parte de la lista o si el tipo de prueba que vamos a hacer lo requiere, podemos seleccionar la lista completa, (como siempre depende de los objetivos de nuestro test), un correo se envía a una mitad, y el segundo correo a la segunda mitad.

Crea tu primer test A/B con Mailchimp

Antes de pasar a la siguiente página nos quedaría por seleccionar los criterios para determinar el segmento ganador, podemos fijarnos en:

  • Aperturas
  • Clics
  • Manual

Si decidimos manual seremos nosotros los que interpretaremos los datos y cuál de los test es el que se envía al resto de la lista.

Si seleccionamos aperturas o clics lo siguiente es decidir cuando queremos que se envíe el resto, podemos decidir cuantas horas o días después de la prueba queremos que se haga el envío.

Crea tu primer test A/B con Mailchimp

Una vez hecho esto los siguientes pasos son similares a los de cualquier campaña en Mailchimp, seleccionar la lista a la que se va a realizar el envío, etc. Pero en la página “Setup” encontramos otra diferencia.

Cuando lo que vamos a probar es el asunto, vemos 2 líneas de asuntos, para el grupo A y para el grupo B.

Crea tu primer test A/B con Mailchimp

Cuando estemos probando el nombre del remitente tendremos 2 casillas para el nombre y otras 2 para el correo del remitente, una para cada grupo.

Crea tu primer test A/B con Mailchimp

Y cuando estemos probando diferentes horas o fechas de envíos nos encontramos con la peculiaridad de que aquí no se puede elegir un segmento de prueba, simplemente hace 2 envíos, uno para cada mitad de tu lista. Tiene su lógica, imaginad que queremos probar martes y jueves, hace la prueba y hasta la siguiente semana no hace el envío real, no sería útil, envía la mitad al martes y la mitad al jueves y en función de los resultados decidimos que hacer en los siguientes envíos.

Cuando probemos con días y horas de envío estas se seleccionan la final en la pestaña “Confirm” abajo tenemos el botón “Schedule” y al pulsarlo nos aparecerá la ventana para seleccionar las fechas y horas.

Crea tu primer test A/B con Mailchimp

Como os decía antes la mayoría de los pasos son similares a los de siempre, hay que elegir plantilla y luego en “Design” es donde vamos a personalizar nuestro correo.

En este punto es donde podemos introducir los elementos de contenido que vamos a probar y como siempre es muy sencillo, únicamente hay que utilizar la siguiente etiqueta merge:

*|GROUP:A|*

Contenido para el grupo A

*|END:GROUP|*

*|GROUP:B|*

Contenido para el grupo B

*|END:GROUP|*

Cuando solamente queráis probar el contenido yo seleccionaría un test A/B por fecha con la misma fecha y hora o lo más cercana posible.

Con esto tendríamos configurado nuestro envío, nos quedaría lanzarlo y dependiendo de las opciones de configuración esperar a que se haga el test y se realice el resto de envíos una vez terminado el test. En el informe del test A/B podemos ver la siguiente pantalla en la que nos va comparando resultados de los grupos A y B.

Crea tu primer test A/B con Mailchimp

Para concluir este post me quedan 2 cosillas, la primera es pediros disculpas porque me ha salido demasiado largo y la segunda es recomendaros que hagáis muchas pruebas y que analicéis bien los resultados para luego aplicarlos.

Ah y como consejo de regalo, cuando planifiquéis las pruebas intentad que no haya una gran diferencia entre el grupo A y el B, que sean cosas puntuales, un botón, una imagen, el asunto, etc. Porque si existen demasiados factores que diferencien a los grupos, los datos obtenidos no van a ser fiables ya que vamos a tener demasiadas variables que contemplar.

Doctorando en TIC (E-learning y Accesibilidad) en @urjc, Máster en E-learning, Presidencia en @aerco_comunidad. Experto en zombies, a veces trabajo en Social Media

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta