Crea tu primer análisis DAFO sin morir en el intento

En el anterior post cuando hablaba sobre seleccionar las redes sociales adecuadas para mi empresa, comentaba que era necesario hacer un análisis DAFO, y creo que ha llegado el momento de entrar en profundidad en este tema.

Un análisis DAFO es una de las primeras tareas que hay que realizar cuando comenzamos a trabajar con un cliente. Si os dedicáis de manera profesional al Social Media, ya habréis hecho bastantes análisis DAFO y todo lo que os cuente os sonará a Perogrullo, pero si trabajáis en Social Media y no habéis hecho nunca un análisis DAFO, tenéis que poneros las pilas y empezar a trabajar de manera profesional.

Las variables que componen un análisis DAFO son:

  • Debilidades
  • Amenazas
  • Fortalezas
  • Oportunidades

Aunque más adelante profundizaré en cada una de estas variables, para ir entrando en calor, las fortalezas y debilidades se refieren a factores internos de la empresa, mientras que las amenazas y oportunidades tratan sobre factores externos.

Además de dividir estas variables en internas y externas, se pueden dividir en positivas y negativas, siendo las fortalezas y oportunidades las positivas y las debilidades y amenazas las negativas.

De esta clasificación sale el cuadro que veis a continuación, que seguro os suena, ya que es el esquema que se utiliza siempre cuando estamos haciendo un análisis DAFO.

Crea tu primer análisis DAFO sin morir en el intento

Entrando en detalle en cada una de las 4 variables tenemos que:

  • Debilidades: Aquí deberíamos tener en cuenta los factores o variables que nos ponen en una posición desfavorable comparándonos con nuestros competidores.
  • Amenazas: Situaciones exteriores a nuestra empresa que pueden impedirnos o afectar de forma negativa al desarrollo de nuestra actividad.
  • Fortalezas: Para definir las fortalezas de nuestra empresa tenemos que pensar en aquellos aspectos que nos hacen tomar ventaja sobre nuestros competidores.
  • Oportunidades: Situaciones externas a la empresa que si se saben detectar y aprovechar pueden resultar beneficiosas.

Para comenzar con las fortalezas y debilidades, podemos tener en cuenta las habilidades del personal, sus aptitudes, los recursos con los que contamos y los procedimientos de la empresa. Mientras que para abordar las amenazas y oportunidades, deberíamos fijarnos en la situación económica, política, social y cultural, además de la tendencias de consumo, situación del mercado, etc.

Un análisis DAFO es algo básico para empezar a definir cualquier estrategia, luego la profundidad en la que analicemos cada uno de los datos recogidos, dependerá siempre del proyecto que se tenga entra manos.

También tendremos que tener en cuenta cual es nuestro papel dentro de la organización y hasta qué punto podemos profundizar, es posible que por las características del proyecto y la empresa, sólo sea necesario mirar estos aspectos desde el punto de vista online, aunque eso sería algo raro, ya que al fin y al cabo el mundo online y el offline van de la mano.

No os quedéis en simplemente rellenar el cuadro y pensar que ya habéis hecho los deberes, una vez completado hay que sacar conclusiones y analizar  datos. Las conclusiones que podamos sacar de un análisis DAFO deberían ir encaminadas a eliminar las debilidades, minimizar las amenazas, utilizar en nuestro favor las fortalezas y aprovechar las oportunidades.

Aunque es cierto que no os he contado nada que no podáis leer en un libro sobre marketing, pero es algo muy básico y muy necesario en cualquier estrategia Social Media.

Doctorando en TIC (E-learning y Accesibilidad) en @urjc, Máster en E-learning, Vocal en @aerco_comunidad. Experto en zombies, a veces trabajo en Social Media

We will be happy to hear your thoughts

Leave a reply